sábado, 24 de enero de 2009

Cuentos de una luna pálida de Agosto




Título original: Ugetsu monogatari
Director: Kenji Mizoguchi
Nacionalidad: Japon
Año: 1953
Productor: Daiei
Guion: Matsutarô Kawaguchi , Yoshikata Yoda
Fotografia: Kazuo Miyagawa
Musica: Fumio Hayasaku , Ichirô Saitô , Takemichi Mochizuki
Duracion: 97 min.


Un viejo adagio recita: se puede obtener todo lo que se desea si se está dispuesto a sacrificar todo lo demás. Esta película es un maravilloso y a su vez doloroso ejemplo de aquella frase, así como también una enorme lección de vida.
Trata la historia de dos campesinos que huyen de la guerra a buscar nuevas oportunidades y mejores expectativas económicas y se encuentran con la posibilidad de cumplir sus sueños, uno de ellos desea convertirse en samurai y lograr fama y gloria a través del poder, y el otro busca vivir el idilio de una utopía que le brinde paz y lo desligue de la realidad. Anhelos que se ven concretados gracias a una extraña serie de sucesos, pero que a cambio les roba lo más preciado en sus vidas: su familia.
Un cuento fantasioso y surrealista sobre el valor real del amor y el enorme peso que conlleva ser un hombre noble y virtuoso que deja de lado su ideal de libertad para dar de comer a su familia y el temple de la mujer que permanece y perdona con tal de mantener unidos a quienes ama. Una verdadera obra de arte basada en una leyenda del siglo XVI.

3 comentarios:

je suis le mua dijo...

De alguna forma siempre hay distintos caminos para llegar a las metas, pero todos conllevan una distinta dificultad... pero perder a la familia... es algo que se repite desde la ficción a lo cotidiano... una buena temática... creo que conseguiré la película.




Me gusta vivir en paz, pero no escribo poemas, sólo son textos que se me escapan, no tengo la audacia en mi pluma como para hacer algún poema... sólo es inquieta.

saludos notámbulos.

Edu dijo...

La utopia, requiere muchas veces de sacrificio, que solo se palpan, en un futuro incierto, como todo futuro, uno puede renunciar en el hoy a algo, para que ese algo en el mañana, reciba todo lo que en el hoy no se le dio.
Un Saludo de Besos.

nickweon dijo...

oye!, q buena reseña.
hay q verla.

siempre hay q perder para ganar, y cuando se gana se pierde nuevamente.

es una regla del juego de la vida.

quizá así el tema sólo consista en saber q perder y q no, en el momento apropiado.

salud al Sr. Gnomo del Bosque.