martes, 28 de octubre de 2008

All Hallows Eve

Es increíble cómo el pasar de los años convierte un conjunto de tradiciones de distintas culturas en unidad sincrética y comercial. La última noche de octubre se celebra en occidente una fiesta pagana llamada Halloween, originalmente "All Hallows Eve" que quiere decir: Víspera del día de todos los santos: Esta conmemoración comenzó como una celebración católica creada en la época bizantina, originalmente celebrada en mayo, pero luego de los cambios definitivos del calendario gregoriano, fue movida para el 1 de noviembre. La celebración de todos los santos consistía en festejar a aquellos beatos que no tenían una fiesta en particular, así como también dar oportunidad a los fieles para redimirse por aquellas ceremonias a las cuales no habían asistido durante el año.
Curiosa, pero no casualmente, esta fecha se encuentra en medio de dos festividades de diferente origen, pero con una tendencia en común: La Muerte.
En la cultura Celta, se celebra el festival de Samhain la noche del 31 de octubre, más conocido como “El año nuevo Celta”. Para Irlanda del sigo V AC, ese era el momento en el cual finalizaba el periodo de cosechas, así como también se daba por terminado oficialmente el verano. Este simbolismo de entrar a la época oscura del año ( otoño-invierno) se da a conocer como una transición entre la vida y la muerte, así como también el cambio de un año a otro. El culto Samhain, consistía en dar reverencia a los ancestros, agradecer por las cosechas y pedir por que el año que llega sea también próspero en colectas. Luego de la edad media y la evangelización que se instauró en Europa por parte del cristianismo, este culto fue eliminado, así como también lo fueron muchos de los druidas y brujas que seguían esta tradición. Instaurando así esta nueva festividad que nada tenía que ver con las cosechas ni con el cambio de año, pero sí con la adoración a los ancestros, representados esta vez por “santos”, ya que para la iglesia católica esta es una de las pocas conexiones aceptables que puede existir entre aquellos que están vivos y los que no.
Así también, por esas fechas del año, en aquella época anterior a Cristo y la represión episcopal, en un lugar al norte de América llamado México, los Aztecas compartían una celebración similar. Para el calendario prehispánico, en aquellas fechas comenzaba la recolección de las cosechas. Es por eso que el culto a la muerte celebrado por esta cultura es tan importante, pues para ellos el deceso era solo una etapa en la vida, el destino de todo hombre estaba predeterminado, por ello se le ofrecía al sol sacrificios humanos para pedir por lluvia en épocas de sequía. No es que este de acuerdo con la celebración de la muerte, pero para su cultura la justificación de aquellas ofrendas era el bien común, ya que en su creencia, los muertos sólo desaparecen para volver al mundo de las sombras. Es por eso que se celebra el 2 de Noviembre el día de los muertos, el 1 el día de todos los santos y el 31 de octubre la noche de brujas (aunque este ultimo término no es oficial, si es conocido en todo occidente). A mi me gusta Halloween. La verdad. Me gusta disfrazarme y salir a pedir dulces, es que ¿a quien no le gustan los dulces? Pero mi inclinación va entorno a celebrar la vida, por eso mi acercamiento a los mayas y mi rechazo a los aztecas, aunque, debo admitirlo, si en alguna de mis encarnaciones fui realmente mala, fue cortando cabezas en aquella cultura, aunque eso no tiene importancia, y aunque me considero Wicca, no he tenido oportunidad de celebrar Samhain, porque, nuevamente, me apego más a la frecuencia Maya, por ende, también a las celebraciones respectivas a las fechas de su calendario. Y bueno, notoriamente cristiana tampoco soy, así que no me vengan a dar jugo con eso del día de los santos. El punto es que, soy tradicionalista, y me gustan las fechas especiales, aunque no comulgue con ellas, me declaro sujeto comercial...y por el momento, no tengo problemas con eso. Quizás con el tiempo me vuelva más ortodoxa o más hereje, aun no lo decido.

2 comentarios:

Andaya dijo...

Digamos que a mi me encanta la estética de las tradiciones, no importa si su fondo coincide con mis ideas o creencias.
Supongo que esa especie de tributo a la muerte encierra un miedo racionalizado a enfrentarnos a ella, no se. Pero lo cierto es que recuerdo cierto Halloween, disfrazada de bruja-vamp, y aun me rio a carcajadas.
Extraigamos lo bueno de cada "forma", y respetemos el "fondo" en todo caso.
Muy buen post, mucho.

Whimsicalsun dijo...

En México las celebraciones duran varios días, el 2 comienzan a llenar de altares...lo demás se lo preguntaré a una amiga de allá, pero basicamente creo que es una fiesta muy importante para todos, independiente que crean en halloween o no, por que es algo muy antiguo.

Amo disfrazarme o pintarme la cara y todo eso...asi que es una excelente excusa todo eso. Pero lo que mas me alegra es que esa fecha es la que me acerca completamente con mi hermano chico. Osea, termina septiembre y ya comienza a preguntar cuanto falta para halloween.
Qué se puede pedir de un fanatico de Tim Burton?
Jajaja...de los dos años!

Que estes bien Beka.
Abrazos.